Posteado por: urtantta | 25 octubre 2008

No lo pude resistir, lo confieso…

No, no pude. Debo confesar mi filia por los cacharritos tecnológicos. Guardo aún en mi armario, como prueba de esa afición, mi primer ordenador, un ZX Spectrum de 16 K, tuneado a ZX Spectrum Plus, con sus microdrives y sus cajitas de software en cassette. Así que la cosa viene de lejos…

Y por eso estoy escribiendo este post de mi retorno blogero con un Asus EeePC 900 A, que es el último cacharrito que ha llegado a mis manos. Y renuncio al ratón, al teclado y a la pantalla plana de mi equipo de sobremesa para homenajear así a lo que se está convirtiendo en el último furor freake: los ultraportátiles que aliviarán nuestras castigadas espaldas y aumentarán un par de dioptrías la graduación de nuestras prótesis oculares, aumentarán nuestra afición a la cerveza en áreas wifi y harán palidecer de envidia a nuestros compañeros y compañeras de reuniones.

Mientras el mundo tangible se hunde en sus crisis y va llegando el invierno, nuestro mundo virtual sigue imparable ofreciéndonos más y más oportunidades de avanzar y crecer. Y también de llegar a más personas. Es un futuro mucho más esperanzador que el del otro mundo. ¡Hagámoslo presente!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: